La Seguridad en Centros Hospitalarios

Los centros hospitalarios tienen nuestras vidas en sus manos y para un correcto desarrollo de su labor deben velar por un amplio grupo de personas entre los que destacan los profesionales sanitarios y prescriptores, los usuarios del centro, los trabajadores y cómo no los visitantes.

La seguridad es esencial en este tipo de entornos. Los encargados del hospital basan sus decisiones en la protección y reputación de su entidad.

Además, deben cumplirse objetivos concretos como facilitar los movimientos por el hospital o crear entornos seguros, los hospitales deben también asegurarse de que las instalaciones estén no sólo limpias, sino que además sean acogedoras para poder reducir la ansiedad y el estrés que padecen tanto usuarios como visitantes en entornos desconocidos.

Así, hoy se busca crear centros sanitarios que ofrezcan entradas luminosas y atractivas, pasillos robustos, zonas de aseo y baños higiénicos donde haya un mínimo riesgo al deslizamiento.

Por su parte, las habitaciones de pacientes deben ser entornos tranquilos y relajantes. Para lograrlo, existe una clara tendencia a buscar materiales que sean capaces de crear ambientes que incorporen elementos de la naturaleza: colores relajantes, estímulos significativos y variables, vistas agradables con un marcado sentido estético. Y es que se ha demostrado que todos estos elementos son fundamentales para que los pacientes noten efectos positivos durante su recuperación o estancia hospitalaria.

Además del aspecto estético, los productos a instalar deben crear ambientes duraderos ya que los hospitales son entornos muy exigentes, donde hay un intenso uso de las instalaciones y un elevado tráfico de personas y de movimiento de equipos pesados tales como camas, sillas de ruedas y camillas.

Para incrementar la seguridad y cumplir con los objetivos arriba mencionados, en los entornos hospitalarios debe elegirse con cuidado el tipo de superficies y suelos de cada zona.

La higiene está en tus manos

Los biocidas se consideran una forma de reducir la posibilidad de infecciones intrahospitalarias /nosocomiales en ambientes sanitarios. No obstante, los estudios indican que los biocidas en realidad ayudan a que las bacterias se vuelvan más resistentes a los agentes antimicrobianos habituales. Actualmente nos encontramos en un punto crítico con una creciente resistencia a los antibióticos y desgraciadamente sin alternativas capaces de hacer frente de forma eficaz a este problema.

Al utilizar biocidas con tanta frecuencia, existe la preocupación de que podamos estar empeorando la situación.

Las pruebas muestran que los biocidas actuales, especialmente la plata, no resultan más eficaces que la eliminación física de las bacterias del suelo. Así, los biocidas basados en plata pueden necesitar hasta dos horas para eliminar por completo las bacterias de una superficie. Esto da una falsa sensación de seguridad y pone en riesgo la salud al permitir que las bacterias se vuelvan cada vez más resistentes.

Asimismo, hay que destacar que los suelos tienen una exposición mínima a las bacterias, por lo que no es necesario incluir biocidas en este tipo de superficie.

Desde nuestro punto de vista el factor más importante para controlar y prevenir las infecciones es la higiene de las manos. Por eso recomendamos una buena higiene de manos como factor clave para la prevención de la propagación de infecciones.

En Altro hemos decidido eliminar los biocidas de nuestros suelos, ya que las pruebas independientes muestran que su incorporación no resulta eficaz.

Un buen régimen de limpieza, fundamental en cualquier entorno higiénico, puede mantener limpio el suelo sin riesgo de que proliferen las bacterias.

La importancia del diseño

Un buen diseño puede corregir el comportamiento negativo y favorecer la recuperación de los pacientes. Así reducir el estrés y crear un entorno seguro y positivo facilita la recuperación de los pacientes y mejora la confianza y la moral de los trabajadores.

El color, la iluminación, la reducción de ruido, la creación de un ambiente correcto y personalizado por tanto juegan un papel fundamental en un centro hospitalario.

Deben crearse salas y entornos adecuados para las zonas dedicadas a la salud mental; por otro, para las zonas comunes, deben crearse entornos que permitan a los usuarios sentirse seguros y cómodos mientras reciben su tratamiento.

Cómo abordar la salud mental

Para mejorar la calidad de vida y la recuperación de los pacientes, la salud mental debería considerarse tan importante como la salud física.

Deben crearse entornos capaces de satisfacer las necesidades de diferentes públicos ya sean usuarios, trabajadores o visitantes, con independencia de cuál sea su estado físico o mental, o la zona en que estén.

El diseño del entorno constructivo juega un papel fundamental en la recuperación de los pacientes y en el mantenimiento de la actitud y ánimo de los trabajadores. Por eso Altro colabora con hospitales e instituciones de salud mental para diseñar los mejores entornos posibles para todos.

Crear entornos seguros, limpios y acogedores capaces de reducir el estrés y de influir positivamente en la recuperación de los pacientes y el ánimo de los trabajadores.

Nuestras investigaciones con expertos del sector han demostrado que es fundamental crear un entorno abierto y luminoso cuyas salas sirvan para cumplir objetivos fácilmente identificables.

Para personas que padecen demencia, deben tenerse en cuenta el índice de reflectancia de la luz y el uso correcto de los suelos monocolor mate ya que ambos resultan útiles para reducir la confusión de este colectivo.

Las habitaciones de baja estimulación con propiedades acústicas capaces de reducir el ruido y el estrés que éste provoca, son perfectas para los entornos sanitarios, y pueden ayudar a mejorar la recuperación de los usuarios.

El color puede asimismo usarse para facilitar la orientación o para crear un ambiente relajante que mejore la calidad de vida.

Conclusión y guía básica para realizar el diseño perfecto

Recomendamos tener en cuenta las distintas necesidades de los usuarios para crear entornos que:

 

  • Pongan en contacto a equipos de médicos con usuarios reales para entender los requisitos específicos del proyecto
  • Resulten cómodos y seguros, reduzcan el estrés y contribuyan a la seguridad de trabajadores y usuarios
  • Sean terapéuticos, reduzcan el ruido, eviten las aglomeraciones y ofrezcan una buena iluminación natural y una correcta ventilación
  • Sean acogedores y adecuados para estancias largas, con una amplia gama de zonas comunes para salas de tratamiento y socialización
  • Ofrezcan seguridad funcional
  • Fomenten y estimulen las relaciones
  • Permitan ofrecer entornos de baja estimulación
  • Faciliten la visibilidad, acceso y movimiento seguro por todo el entorno
  • Minimicen la posibilidad de usar elementos y accesorios de las instalaciones como armas para autolesionarse o atacar a otras personas
  • Reduzcan el ruido en zonas de servicio bulliciosas
  • Prevengan la proliferación de infecciones y la contaminación
  • Sean fáciles de limpiar y ofrezcan un mantenimiento sencillo, transmitiendo un mensaje de comprensión a usuarios, familiares y trabajadores
  • Faciliten la observación de los usuarios, sin afectar a su privacidad ni a su dignidad
  • Den gran importancia a los costes del ciclo de vida de los productos y tengan en cuenta que las necesidades funcionales y de los espacios de hoy cambiarán sin duda en el futuro
  • Eviten productos con soportes de fibra de tejido, que pueden usarse para autolesionarse
  • Creen entornos acogedores en los que todo tipo de personas puedan orientarse fácilmente

 

Productos duraderos, higiénicos y seguros que no puedan utilizarse para la autolesión

Altro te ayuda a lograr el diseño perfecto, ofreciendo un correcto asesoramiento desde las consultas iniciales hasta la selección de producto, instalación y finalizando por su servicio permanente al cliente.

Ofrecemos suelos, revestimientos de paredes y protectores de paredes y esquinas que pueden soldarse para así crear superficies herméticas. Tenemos productos que protegen las superficies de golpes y arañazos y que además no pueden utilizarse para autolesionarse; de esta forma se crean entornos más seguros para usuarios y trabajadores idóneos para zonas con necesidades específicas como unidades de trastorno, o zonas de mucho tráfico de personas y mobiliario. Nuestros suelos son además fáciles de limpiar y para mantener las condiciones de higiene necesarios en estas zonas puede usarse incluso el lavado a presión.

Posted: 25/10/2018 11:53:36 by Saloni Robinson | with 0 comments